10 pasos para elegir tu casa ideal.

17883516_1650818331598153_9104979529825837881_nSabemos que cambiar de casa y/o independizarse es una decisión difícil e importante para el resto de tu vida. Por eso, hemos hecho esta guía definitiva con las claves para elegir tu casa perfecta. Es importante que no determines tu decisión por la primera impresión y que recuerdes que una casa bonita por fuera no quiere decir que no tenga problemas por dentro que a la larga pueden costarte muy caras.

Antes de nada, decide si quieres comprar o alquilar.

Claves a la hora de elegir tu casa ideal, los puntos clave en los que debes de fijarte muy bien a la hora de elegir tu casa ideal son:

Lozalización
El precio
La perfección
El espacio
La distribución
La seguridad
La edad de la vivienda
Certificado de eficiencia energética
La comunidad
Analizarla no sólo por fuera sino también por dentro
Gastos fijos: ¿calefacción centralizada?¿agua?¿luz?¿gastos de la comunidad?
Garaje ¿voy a tener que alquilar una plaza de garaje?

Bien, ahora vamos una por una y paso por paso..

Pasos para elegir la mejor vivienda:
1º paso: Haz tu lista de deseos y necesidades
Haz una lista de deseos y necesidades para ir marcando los requisitos que cumplen cada una de las viviendas que vayas a visitar. Así podras comparar.

2º paso: Calcula tu presupuesto
¿Cuánto dinero dispongo?
¿Cuánto dinero me pueden prestar?
¿Cuánto estoy dispuesto a gastarme?
Respondiéndo a estas preguntas puedes determinar el rango en el que se va a ceñir tu presupuesto.

3º paso: Busca por todas las vías posibles
Internet: Tienes un montón de portales donde elegir pero aunque visites muchos es imprescindible que vivistes los principales,ya que tienen la mayoría de la oferta inmobiliaria en la actualidad. Lo interesante aquí es que configures tus filtros con los criterios que buscas para que una vez al día te envíen un correo electrónico con todos los anuncios que los cumplan.
Inmobiliarias: Tienes multitud de inmobiliarias  que te pueden ayudar pero asegúrate de que trabajen como a ti te gusta. Una buena agencia inmobiliaria se encargará de hacer un estudio económico a tu medida, un estudio de mercado con todas las viviendas que cumplen tus criterios, darte su opinión basada en su conocimiento y valoración y hacer la valoración económica de cada inmueble, negociar con los propietarios y presentarles tu propuesta, buscarte incluso la financiación (aunque este punto lo veremos en detalle más adelante), enterarse de si la vivienda tiene alguna información oculta o deudas, preparar todos los papeleos con el notario, entre otras muchas cosas. Por otro lado, asegúrate de que la inmobiliaria que elijas funciona bien comprobando las opiniones de clientes en foros o internet buscando en google “Opiniones + el nombre de la inmobiliaria”. Pero sobre todo, aunque pienses que sus honorarios son altos, puede que te salgan gratis, ya que el dinero que te ahorren negociando el precio puede ser mucho mayor al de sus honorarios.
Y además, visita los barrios que te gustan y fíjate en los carteles de “se vende” apúntate los números y agrégalo a tu agenda de visitas.
4º paso: Infórmate sobre el mercado inmobiliario (informe)
Cuanto más conocimiento tengas sobre el mercado inmobiliario en el que pretendes adquirir una casa, mejor preparado estarás para tomar una buena decisión.

5º paso: Hazte un planing con las casas a visitar
Una vez que tengas tus favoritos contacta con las agencias o particulares y hazte un planing para visitar el número de casas que consideres oportuno, siempre dependiendo de la disponibilidad horaria que tengas. Te recomendamos que no veas más de 5 propiedades al día, porque puede que el cansancio haga que pierdas el ánimo y no seas objetivo.

Para tomar una buena decisión, nuestra recomendación es que visites de 15 a 20 propiedades que luego limites a 10, finalmente a 5 hasta que al final te decidas por una.

6º paso: Hazte un cuadro comparativo con todas las viviendas que has visitado
Lo mejor es que las visites por la mañana para ver bien los detalles, pero sin olvidarte de pasar por la noche a comprobar como es de ruidosa la zona. Una vez que la tengas, da una puntuación a cada uno de los ítem imprescindibles para tu casa ideal y suma los puntos totales. Lo que está claro, que el día que visites tu casa ideal lo sabrás porque seguramente que cada casa que vayas a ver la compararás con la mejor.

7º Paso: La regla del 3×3, reducir tu lista a 3 viviendas
Cuando tu lista de casa ideal se reduzca a tres y analiza aspectos más detallados como los siguientes:

Dimensiones de las estancias de la vivienda: piensa bien en que situación familiar te encuentres ¿tienes hijos? ¿vas a querer tenerlos?¿tienes gente mayor que con el paso del tiempo puede pasar a tu cargo? Todas estas cosas son importantes a la hora de decidir cuántas habitaciones necesitas. Quizás lo que necesites hoy no te valga mañana.
Estado físico general del suelo, paredes, muebles, azulejos, techos, suelos
¿Tiene calefacción? ¿Cómo funciona?
Cañerías e instalación eléctrica ¿Cuándo han sido la última vez que las ha cambiado?
Que los suministros funcionen correctamente (presión del agua)
Que los respiraderos estén en buen estado
¿Qué comercio o facilidades hay alrededor?. Parece una tontería pero lo cerca que esté el supermercado, la farmacia, .. te da una comodidad que puede transformarse en calidad de vida
¿Tiene garaje? Si no lo tiene y para tí es imprescindible tienes que tener en cuenta a la hora de decidir el presupuesto que necesitas contar con una parte para el alquiler mensual. Y otra pregunta que lo acompaña es ¿se puede aparcar bien por la zona?. Si la respuesta es no puede que no tengas opción a pagarlo.
¿Qué orientación tiene la vivienda? Lo mejor es que estudies la orientación del edificio, para ello quizás la mejor opción es que te acerques a distintas horas del día para ver si el piso tiene la suficiente luz. Y no solo por el tema de la luz sino también por la temperatura. Hay veces que los pisos internos están mejor orientados que los que dan al exterior. Acuérdate de que el sol sale por el oeste pero se desplaza a lo largo del año.
¿Qué piso es? Piensa que cuanto más alto menos ruido y cuánto más bajo, más cerca queda la calle y por tanto más ruidoso es. Por eso los áticos son los preferidos por la mayoría de la gente.
La edad de la vivienda: Muchas veces lo importante no es que sea nueva si no que esté bien construida con materiales de buena calidad. Hay construcciones nuevas que antes del año ya tienen goteras en el garaje o grietas en las paredes. Aunque sí que es cierto que las instalaciones como la luz o el agua con el tiempo se deterioran muchísimo y no es barato cambiar las tuberías del agua en un edificio de hace 30 años. Así que lo mejor es que compruebes que todo eso está cambiado ya.
La comunidad ¿Estás seguro de que quieres vecinos? Es una decisión difícil. A las afueras de las ciudades suele haber casas individuales baratas sin tener que pagar comunidad ni soportar a vecinos. Pero si quieres zonas céntricas siempre vas a tener que convivir con ello. También depende mucho de ello los gastos. Los edificios con pocas vviendas son más tranquilos pero los costes fijos aumentan como puede ser el portero, las reparaciones, la administración…
¿Hay mucho ruido? Lo ideal sería que visitases la vivienda en distintos horarios para comprobar si es ruidoso. Pero lo mejor sería que te dejaran vivir en ella un día.
8º paso: Negociar el precio
Una vez que hayas identificado todos los pros y contras de la vivienda puedes negociar el precio con más argumentos. Así que solo te queda calcular el precio promedio de la zona investigando los pisos en venta de alrededor con dimensiones, edad de la vivienda y precio. Según el último estudio de idealista: Los compradores siguen apretando: aún exigen descuentos de más del 20% sobre el precio de venta

¿Quieres saber si un piso está caro o barato? Con esta tabla es fácil

9º paso: Haz tu oferta:
Cuidado, porque la mayoría de las inmobiliarias te piden una señal si quieres hacer una oferta al propietario para ver que tienes interés. La primera oferta que hagas debe ser más baja de tu límite máximo. Una vez hecha, el asesor inmobiliario debe de responderte en menos de tres días.

Pero lo mejor para poder negociar, como decíamos, es tener una visión absoluta del mercado inmobiliario de alrededor para tener el poder de la argumentación a base de información contrastada y verídica. El tiempo invertido en investigar todo el mercado puede suponerte un ahorro económico significativo a largo plazo.

¿Acepta? En caso de que la acepte, se debe elaborar el contrato de compra-venta cuanto antes con el precio final que has propuesto.

¿No acepta? En caso de que la rechace, puede ser que te hagan una contraoferta. Es mejor pensarla bien y responderle en varios días.

Otro consejo: Deja claro al comprador que vas en serio y que tienes el dinero, quizás con una buena señal. Pero sobre todo que sepa que vas en serio.

10º paso: Elige bien la forma de pago:
¿Tienes dinero disponible? Fenomenal, entonces sólo te queda contactar con el propietario o inmobiliaria, firmar los papeles y disfrutar de tu casa ideal.

¿Necesitas financiación? Elegir la hipoteca ideal es una de las cosas más importantes para vivir bien el resto de tu vida. Elegir una hipoteca con tipos de interés bajos, unos cómodos plazos… son esenciales. Elije la hipoteca que más se ajuste a tus necesidades.

Anuncios

Claves para elegir tu casa ideal.

cabecera

La primera impresión no debe ser tu primera opción, por qué te decimos esto; una casa bonita por fuera no quiere decir que no tenga problemas por dentro, a la larga pueden costarte más cara.

Los puntos clave en los que debes de fijarte muy bien a la hora de elegir tu casa ideal son:

  • Localización
  • El precio
  • La perfección
  • El espacio
  • La distribución
  • La seguridad
  • La edad de la vivienda
  • Certificado de eficiencia energética
  • La comunidad
  • Analizarla no sólo por fuera sino también por dentro
  • Gastos fijos: ¿calefacción centralizada?¿agua?¿luz?¿gastos de la comunidad?
  • Garaje ¿voy a tener que alquilar una plaza de garaje?

Sigue estos pasos y tendrás el mejor hogar: 

  1. Lista de deseos y necesidades
    Haz una lista de deseos y necesidades para ir marcando los requisitos que cumplen cada una de las viviendas que vayas a visitar. Así podrás comparar.
  2. Presupuesto
    – ¿Cuánto dinero dispongo?
    – ¿Cuánto dinero me pueden prestar?
    – ¿Cuánto estoy dispuesto a gastarme?
    Una vez que tengas las respuestas a estas preguntas puedes determinar el rango en el que se va acomodar tu presupuesto.
  3. Busca por todas las vías posibles
    – Internet:
    Encontrarás ofertas inmobiliarias actuales, que te encantarán, lo importante e interesante de esto que es filtres la información con los criterios y necesidades que buscas.
    – Inmobiliarias:Las agencias inmobiliarias se encargará de hacer un estudio económico a tu medida, un estudio de mercado con todas las viviendas que cumplen tus criterios, darte su opinión basada en su conocimiento y valoración y hacer la valoración económica de cada inmueble, negociar con los propietarios y presentarles tu propuesta, buscarte incluso la financiación.
  4. Infórmate sobre el mercado inmobiliario
    Cuanto más conocimiento tengas sobre el mercado inmobiliario en el que pretendes adquirir una casa, mejor preparado estarás para tomar una buena decisión.
  5. Haz una planeación para visitar tus opciones
    Una vez que tengas tus favoritos contacta con las agencias o particulares y hazte un planing para visitar el número de casas que consideres oportuno, siempre dependiendo de la disponibilidad horaria que tengas. Te recomendamos que no veas más de 5 propiedades al día, porque puede que el cansancio haga que pierdas el ánimo y no seas objetivo.
  6. Haz un cuadro comparativo con todas las viviendas que has visitado
    Lo mejor es que las visites por la mañana para ver bien los detalles, pero sin olvidarte de pasar por la noche a comprobar como es de ruidosa la zona. Una vez que la tengas, da una puntuación a cada uno de los ítem imprescindibles para tu casa ideal y suma los puntos totales. Lo que está claro, que el día que visites tu casa ideal lo sabrás porque seguramente que cada casa que vayas a ver la compararás con la mejor.
  7. La regla del 3×3, reducir tu lista a 3 viviendas
    Cuando tu lista de casa ideal se reduzca a tres y analiza aspectos más detallados como los siguientes:
    – Dimensiones de las estancias de la vivienda: piensa bien en que situación familiar te encuentres.

    – Estado físico general 
    del suelo, paredes, muebles, azulejos, techos, suelos.– ¿Tiene calefacción? ¿Los radiadores funcionan?.

    – Cañerías e instalación eléctrica
     ¿Cuándo han sido la última vez que las ha cambiado?– Que los suministros funcionen correctamente (presión del agua)Que los respiraderos estén en buen estado– ¿Qué comercio o facilidades hay alrededor?, el supermercado, la farmacia, el metro… te da una comodidad que puede transformarse en calidad de vida.

    – ¿Tiene garaje? Solo si de verdad lo ocupas es necesario.

    – ¿Qué orientación tiene la vivienda? Lo mejor es que estudies la orientación del edificio, para ello quizás la mejor opción es que te acerques a distintas horas del día para ver si el piso tiene la suficiente luz. Y no solo por el tema de la luz sino también por la temperatura. Hay veces que los pisos internos están mejor orientados que los que dan al exterior. Acuérdate de que el sol sale por el oeste pero se desplaza a lo largo del año.

    – ¿Qué piso es? Piensa que cuanto más alto menos ruido y cuánto más bajo, más cerca queda la calle y por tanto más ruidoso es. Por eso los áticos son los preferidos por la mayoría de la gente.

    – La edad de la vivienda: Muchas veces lo importante no es que sea nueva si no que esté bien construida con materiales de buena calidad. Aunque sí que es cierto que las instalaciones como la luz o el agua con el tiempo se deterioran muchísimo y no es barato cambiar las tuberías del agua en un edificio de hace 30 años. Así que lo mejor es que compruebes que todo eso está cambiado ya.

    – La comunidad ¿Estás seguro de que quieres vecinos? Es una decisión difícil. A las afueras de las ciudades suele haber casas individuales baratas sin tener que pagar comunidad ni soportar a vecinos. Pero si quieres zonas céntricas siempre vas a tener que convivir con ello.

    – ¿Hay mucho ruido? Lo ideal sería que visitases la vivienda en distintos horarios para comprobar si es ruidoso. Pero lo mejor sería que te dejaran vivir en ella un día.

  8. Negociar el precio
    Una vez que hayas identificado todos los pros y contras de la vivienda puedes negociar el precio con más argumentos. Así que solo te queda calcular el precio promedio de la zona investigando los pisos en venta de alrededor con dimensiones, edad de la vivienda y precio.
  9. Haz tu oferta
    Cuidado, porque la mayoría de las inmobiliarias te piden una señal si quieres hacer una oferta al propietario para ver que tienes interés. La primera oferta que hagas debe ser más baja de tu límite máximo. Una vez hecha, el asesor inmobiliario debe de responderte en menos de tres días.Pero lo mejor para poder negociar, como decíamos, es tener una visión absoluta del mercado inmobiliario de alrededor para tener el poder de la argumentación a base de información contrastada y verídica. El tiempo invertido en investigar todo el mercado puede suponerte un ahorro económico significativo a largo plazo ¿Acepta? En caso de que la acepte, se debe elaborar el contrato de compra-venta cuanto antes con el precio final que has propuesto. ¿No acepta? En caso de que la rechace, puede ser que te hagan una contraoferta. Es mejor pensarla bien y responderle en varios días. Otro consejo: Deja claro al comprador que vas en serio y que tienes el dinero, quizás con una buena señal. Pero sobre todo que sepa que vas en serio.
  10. Elige bien la forma de pago: ¿Tienes dinero disponible?
    Fenomenal, entonces sólo te queda contactar con el propietario o inmobiliaria, firmar los papeles y disfrutar de tu casa ideal.
    ¿Necesitas financiación? Elegir la hipoteca ideal es una de las cosas más importantes para vivir bien el resto de tu vida. Elegir una hipoteca con tipos de interés bajos, unos cómodos plazos… son esenciales.
    Elije la hipoteca que más se ajuste a tus necesidades.
Fuente: www.laguiainmobiliaria.com.mx