4 consejos para recordar durante la búsqueda de casa.

12565404_1235771646436159_9069808084715856986_nBuscar la casa ideal es un proceso agotador porque siempre estamos a la expectativa de encontrar lo más parecido a la vivienda de nuestros sueños, y ya que vamos a pagar por un inmueble, queremos que valga la pena.
De acuerdo con expertos, la búsqueda de un inmueble no sólo es una aventura financiera, sino que es un proceso que implica el momento de vida, la relación que llevamos con nuestra familia, amigos, pareja, nosotros mismos y todas las decisiones emocionales que se realizan durante esta etapa, es decir, no es cualquier cosa y advertimos que, tampoco será fácil.

A veces la tolerancia a la frustración es una debilidad que se presenta porque quisieras que todo fuera más fácil. Pero debes tener bien presente que una cosa es tener en la mente tu casa ideal y otra es encontrarla con todas las condiciones y amenidades como has imaginado. Por eso, te damos 4 consejos básicos para que no te rindas.

1.- No te conformes con lo que no quieres
Debes tener una visión clara sobre qué tipo de espacio buscas y para qué. Puedes hacer una lista de tus necesidades, tu estilo de vida y el uso que le darás a la vivienda. Estos parámetros te ayudarán a reducir el universo de casas que buscas.

2.- Ubicación
En una ciudad como la nuestra, uno de los factores clave y por el que la mayoría de la gente contempla rentar o se esfuerza por comprar casa, es la cercanía con sus centros de trabajo, y los servicios disponibles, porque también es agotador vivir muy lejos de la civilización. Así que, asegúrate de que lo que busques esté ubicado en una zona donde siempre quisiste habitar.

3.-Separa las emociones de los negocios
Siempre debes recordar mantener tus emociones bajo control durante el proceso de buscar casa. Sí, hay muchas cosas que pueden salir mal o cambiar durante esta aventura pero, manteniendo una mentalidad puramente empresarial, podrás superar tensiones. Considera que es una transacción comercial y los sentimientos no deberían interferir. Relájate y acepta que será un viaje difícil pero no imposible. Muestra tolerancia a la frustración y sé un profesional que se enfoca en ocuparse y no en preocuparse.

4.-Esto no se acaba, hasta que se acaba
Ten en cuenta que por algo pasan las cosas y necesitarás paciencia para que todo el proceso vaya saliendo poco a poco, porque no puedes forzar a que por ejemplo, la totalidad de trámites se dé en una semana. Necesitas de varios profesionales inmobiliarios, para lograr la meta de tener una casa. Si hay negociaciones que al final no funcionan, considera tener un plan B y C, es decir, otras opciones de viviendas. Con tu tenacidad, ganas y expertos que te guíen, saldrás sano y salvo de esta aventura llamada, elegir casa.

Fuente: http://www.metroscúbicos.com

Anuncios

Renueva tu casa y aumenta su valor antes de vender.

Casas-mas

Antes de vender y rentar tu casa o departamento, es importante que prepares el inmueble para conquistar a tus posibles clientes y aumentar su valor. Aunque la plusvalía de un inmueble la determinan la ubicación, la accesibilidad de la zona, los planes de desarrollo urbano y los servicios, Fernando Soto Hay, asesor patrimonial hipotecario, asegura que una remodelación en la edificación, puede incrementar su valor hasta un 20%, dependiendo del estado en que se encuentre.

El precio de venta o renta será mucho mayor, pero si el espacio está impecable visualmente, es cómodo y tiene los servicios adecuados, tu cliente se dará cuenta de que realmente amerita pagar ese costo. Por esta razón, te damos algunos tips para renovar tu casa o departamento con bajo presupuesto.

1. Haz un diagnóstico del exterior y del interior del inmueble, para detectar las adecuaciones que valen la pena realizarse. Así evitarás “un elefante blanco”, es decir, que el costo de inversión sea mayor a los beneficios que aporta el lugar y que al final no esté acorde con el entorno.

2. Enfócate en la cocina y el baño. Los clientes suelen prestar mayor atención en estas zonas, porque adecuarlas representa un costo muy elevado, y si están en mal estado, seguramente tendrás que negociar el precio o buscarán otra oferta. La calidad de los acabados y el equipo es lo que va a determinar el aumento del valor, así que inspecciona que los grifos, las coladeras, la iluminación y el mobiliario estén impecables.

3. Repara las grietas en los muros y techos, resana las paredes que tengan imperfecciones y píntalas. Recuerda que lo primero que verá el cliente, es el aspecto visual del lugar.

4. Limpia y resana las zonas que tengan humedad. No olvides impermeabilizar la azotea.

5. Verifica que no haya problemas en las tuberías de agua, en el drenaje y en la instalación eléctrica.

6. Revisa que todas las cerraduras funcionen correctamente y que las puertas, canceles y ventanas corran perfectamente.

7. Antes de mostrar el inmueble, debes tener toda la documentación en regla, los pagos de agua y predial al día. Elimina toda la basura, revisa que no haya vidrios rotos y límpialos muy bien, sacude las alfombras, lava los pisos, ordena todos los espacios y elimina malos olores. Esto no impacta en el precio, pero sí en la impresión que tenga el cliente sobre el inmueble.

Es importante darle mantenimiento constante a tu espacio y solucionar los problemas que vayan surgiendo para evitar futuros gastos hormiga y beneficiar tu bolsillo. Sigue estas recomendaciones, te ayudarán a tener mayores posibilidades de éxito en el cierre de un contrato de arrendamiento o compra venta.

Fuente: http://www.metroscubicos.com