Aumenta la plusvalía de un inmueble con pequeños cambios.

shutterstock_56337811

Ya sea que acabas de recibir utilidades de la empresa donde laboras o que tengas un ahorro, te decimos cómo aprovechar ese dinero para hacer algunos cambios que no solo le darán un segundo aire a tu casa, sino que también aumentarán su valor (plusvalía), sobre todo si tienes planeado venderla.
Únicamente cuida que, al momento de hacer tu presupuesto, no te gane la emoción de remodelar, ya que comprar materiales o muebles cuyo costo sobrepase el 10% del valor total de la vivienda, hará que la saques del mercado, pues su precio se elevaría demasiado y pocos estarían dispuestos a pagar por ella.

EN QUÉ INVERTIR PARA RENOVAR TU HOGAR Y SACAR EL MÁXIMO PROVECHO
Estos son los elementos en lo que te recomendamos invertir: cocina, baño, pintura y pisos.

1. Cocina

aseo-banoLa cocina es, sin duda, una de los puntos focales en toda propiedad. ¿Te ha pasado que abres solo los anuncios online cuya cocina luce moderna o que descartas hacer citas donde esta habitación se ve pequeña, avejentada o descuidada?

La cocina y el baño son los dos espacios interiores donde se puede agregar mayor valor durante la venta. Pero antes de planear cualquier remodelación es necesario que consideres dos aspectos: tu colonia y tu presupuesto.

Haz una pequeña investigación por internet para ver los anuncios de casas similares a la tuya en tu zona local y observa el estilo de las cocinas. ¿La mayoría tienen formica y recubrimiento de granito? De ser así, es conveniente que te mantengas en esa línea y no vayas a gastar en un recubrimiento de madera que podría verse muy elegante, pero implicar mayores gastos de mantenimiento.
Recuerda que estás haciendo una inversión para atraer a la mayoría de los buscadores de casas, no un gasto para poner tu sello en cada rincón.

Una renovación de cocina puede incluir lo básico: desde un cambio de pintura, retapizado de sillas y cambios de jaladeras o perillas de los gabinetes (algo que no te saldrá muy caro y que le dará una nueva vida a tus muebles); hasta reemplazar

 la encimera, la iluminación, la grifería o los electrodomésticos. Incluso puedes probar solo vendiendo ese viejo horno o la cafetera que ya no usas y que solo quita espacio, una vez que despejes el área verás que instantáneamente obtendrás una sensación de amplitud.

2. Baño

En el baño también son los detalles los que hacen toda la diferencia. Si deseas trabajar con lo que ya tienes, comienza con una limpieza profunda de los azulejos, sustituye los grifos, el toallero, el espejo y la iluminación, esos nuevos elementos harán maravillas.

Para esta habitación te sugerimos tratar de invertir un poco más y sustituir el mueble de baño por uno que te permita aprovechar el espacio y que cuente con varias repisas o estantes donde guardar todo tipo de accesorios y productos de aseo p

ersonal o medicinas. Eso lo valorará el nuevo dueño.

shutterstock_262531769.jpg

3. Pintura y pisos

Pintar las paredes que lucen opacas o sucias es perfecto para darle una nueva vida al hogar sin gastar demasiado.
El consejo principal para aprovechar al máximo y ahorrar hasta 30% de pintura del producto es preparar los muros limpiándolos: resana superficies que lo requieran, revisa que no haya filtraciones de humedad y

aplica un sellador, lo que reduce la porosidad y, por lo tanto, la cantidad de pintura que deberás usar para obtener un buen acabado. Asimismo, trata de que las brochas y rodillos que uses sean nuevos o en buen estado para que, a la primera mano, quedes satisfecho.

Finalmente, los pisos te ayudarán a cambiar totalmente la apariencia de tu casa. Un piso cuarteado desmerece bastante cualquier habitación. Para elegir la mejor opción considera el material y estilo que te gusten más, pero también otros factores importantes, como el nivel de mantenimiento, su duración, su resistencia y los elementos medioambientales a los que estará expuesto (humedad, tierra, sol –en el caso de exteriores-, etcétera).

CONSEJOS PRÁCTICOS DE REMODELACIÓN PARA RENTAS

En caso de que no tengas intención de vender, sino solamente poner en renta tu propiedad, procura adquirir muebles de baño y de cocina resistentes, su principal característica debe de ser su resistencia al uso rudo, pues a veces los inquilinos no hacen uso correcto del mobiliario. Al remodelar, también evita colocar alfombras, muebles delicados y utiliza focos ahorradores, cualquier elemento que te permita reducir gastos es bienvenido.

Toma nota de estos tips para hacer una inversión eficaz, no desperdicies tiempo y dinero en dejar bonita tu casa sin recibir al final lo que merecerías por ella.

 

Anuncios

Consejos para aprovechar el espacio en depas pequeños.

12493415_1231932706820053_3913371292337812817_o

Hoy día, una de las mayores problemáticas en los hogares es la falta de espacio. Al momento de querer ambientar un departamento pequeño nos encontramos con la imperiosa necesidad de buscar agrandar visualmente cada uno de los ambientes, para lo cual debemos aprovechar todos recursos.
Si tu departamento es demasiado pequeño, puedes pensar que ambientarlo será una ardua tarea por que se reducen las opciones; sin embargo, es más sencillo de lo que crees.

1.- Primero que nada debes enfocarte en optimizar el espacio de forma inteligente. Una forma de hacerlo es creando lugares de almacenamiento adicionales (las paredes, por ejemplo) y dejando el área libre alrededor para hacerlo lucir más amplio.
2.- Concéntrate en el área social de la casa para hacerla lucir más espaciosa. Una forma de lograrlo es reducir al mínimo la cantidad de muebles. Un sofá de tres plazas y un puff podrían ser adecuados. Dos mesas laterales serían mejor que una en el centro de la sala. Del mismo modo, trata que el diseño de los muebles sea ligero y de líneas simples. Si es posible trata que los muebles tengan un espacio extra para almacenar cosas.
3. Si deseas colocar un televisor, prueba montarlo directamente en la pared, de este modo no tendrás que agregar un mueble extra. Utiliza repisas flotantes para colocar el sistema de sonido y tus adornos.
4.- En la cocina puedes colocar varias repisas para guardar sólo los artículos necesarios. También puedes tener una mesa plegable que se extienda únicamente cuando sea requerida.
5.- Los espejos son grandes clásicos en los ambientes pequeños, pues dan la sensación de amplitud, sobre todo si los colocas en la pared opuesta a la ventana.
6.- Menos es más. Tal vez tienes muchas ganas de lucir tus medallas, diplomas, fotos familiares y recuerdos. ¡No lo hagas! Los espacios pequeños requieren simpleza; en muchas ocasiones elegir solo un elemento será mucho más efectivo que poner todo a la vez.
7.- Pinta la mayoría de las paredes y el techo de blanco o de un color muy claro. Pintar las paredes de tonos obscuros o vibrantes sólo aumentará la sensación de estrechez. Puedes dar notas de color y alegría con muebles, cojines o plantas.
8.- Es mejor escoger telas lisas o con líneas para las cortinas, el sofá y el tapiz de las sillas. Esto ayudará a extender el espacio. Como regla general, si las paredes están pintadas de blanco o colores muy sutiles, las telas pueden ser más atrevidas. Por el contrario, si las paredes tienen un color más intenso o ha usado algún dibujo en las mismas, deberás elegir cortinas telas más simples y lisas
9.- Otra opción es usar organizadores o muebles que puedan ser colocados en las paredes. Seguro que puedes encontrar un mueble para libros, un esquinero o una repisa para colocar esas cosas importantes y necesarias en la sala de tu casa.
10.- Lámparas de pie y lámparas escultóricas: en lugar de las tradicionales mesitas auxiliares junto a los sofás, y para ahorra espacio, coloca una lámpara de pie tipo Arco o algunas lámparas de mesa con forma de círculos, con ellas se consigue una proporción correcta entre luz ambiental y luz puntual.

Fuente: http://www.metroscúbios.com