Consejos para aprovechar el espacio en depas pequeños.

12493415_1231932706820053_3913371292337812817_o

Hoy día, una de las mayores problemáticas en los hogares es la falta de espacio. Al momento de querer ambientar un departamento pequeño nos encontramos con la imperiosa necesidad de buscar agrandar visualmente cada uno de los ambientes, para lo cual debemos aprovechar todos recursos.
Si tu departamento es demasiado pequeño, puedes pensar que ambientarlo será una ardua tarea por que se reducen las opciones; sin embargo, es más sencillo de lo que crees.

1.- Primero que nada debes enfocarte en optimizar el espacio de forma inteligente. Una forma de hacerlo es creando lugares de almacenamiento adicionales (las paredes, por ejemplo) y dejando el área libre alrededor para hacerlo lucir más amplio.
2.- Concéntrate en el área social de la casa para hacerla lucir más espaciosa. Una forma de lograrlo es reducir al mínimo la cantidad de muebles. Un sofá de tres plazas y un puff podrían ser adecuados. Dos mesas laterales serían mejor que una en el centro de la sala. Del mismo modo, trata que el diseño de los muebles sea ligero y de líneas simples. Si es posible trata que los muebles tengan un espacio extra para almacenar cosas.
3. Si deseas colocar un televisor, prueba montarlo directamente en la pared, de este modo no tendrás que agregar un mueble extra. Utiliza repisas flotantes para colocar el sistema de sonido y tus adornos.
4.- En la cocina puedes colocar varias repisas para guardar sólo los artículos necesarios. También puedes tener una mesa plegable que se extienda únicamente cuando sea requerida.
5.- Los espejos son grandes clásicos en los ambientes pequeños, pues dan la sensación de amplitud, sobre todo si los colocas en la pared opuesta a la ventana.
6.- Menos es más. Tal vez tienes muchas ganas de lucir tus medallas, diplomas, fotos familiares y recuerdos. ¡No lo hagas! Los espacios pequeños requieren simpleza; en muchas ocasiones elegir solo un elemento será mucho más efectivo que poner todo a la vez.
7.- Pinta la mayoría de las paredes y el techo de blanco o de un color muy claro. Pintar las paredes de tonos obscuros o vibrantes sólo aumentará la sensación de estrechez. Puedes dar notas de color y alegría con muebles, cojines o plantas.
8.- Es mejor escoger telas lisas o con líneas para las cortinas, el sofá y el tapiz de las sillas. Esto ayudará a extender el espacio. Como regla general, si las paredes están pintadas de blanco o colores muy sutiles, las telas pueden ser más atrevidas. Por el contrario, si las paredes tienen un color más intenso o ha usado algún dibujo en las mismas, deberás elegir cortinas telas más simples y lisas
9.- Otra opción es usar organizadores o muebles que puedan ser colocados en las paredes. Seguro que puedes encontrar un mueble para libros, un esquinero o una repisa para colocar esas cosas importantes y necesarias en la sala de tu casa.
10.- Lámparas de pie y lámparas escultóricas: en lugar de las tradicionales mesitas auxiliares junto a los sofás, y para ahorra espacio, coloca una lámpara de pie tipo Arco o algunas lámparas de mesa con forma de círculos, con ellas se consigue una proporción correcta entre luz ambiental y luz puntual.

Fuente: http://www.metroscúbios.com

Cómo elegir la casa ideal.

17883516_1650818331598153_9104979529825837881_n

 

 

Debido a que el mercado actual ofrece a los compradores una amplia oferta de casas para elegir, el proceso de selección muchas veces puede ser difícil. A pesar de tener una buena idea de lo que se busca, hay algunos pasos a seguir para realizar una buena elección.
1. Una lista de deseos
Es aconsejable escribir todo lo que tu familia necesita y quiere en una propiedad. El primer aspecto a considerar al hacer la lista incluye el tipo de propiedad que prefieren. Es importante determinar los detalles en cuanto al número de habitaciones que requieren, el entretenimiento, el jardín, espacio que necesitarían, etc.
2. Diferenciar deseos y necesidades
Una vez que hayas elaborado una lista de deseos, es recomendable que separes los elementos que entran en la categoría de los ítems que son importantes, pero no esenciales, de los que entran en la categoría de necesidades. Determinar si por ejemplo una piscina o un gran patio son o no realmente una necesidad, o si podrían vivir en un patio más pequeño, en una propiedad que cuenta con instalaciones comunes, por ejemplo.
3. Calcular el presupuesto
La determinación de un rango de precios es uno de los pasos más importantes en el proceso de selección. Los compradores necesitan saber cuánto serían capaces de pagar en gastos mensuales, incluyendo los pagos de préstamos, mantenimiento, impuestos inmobiliarios y tasas , etc. Este ejercicio, sin duda, generará un impacto en el tipo y el tamaño de una propiedad que un comprador puede realmente comprar. Muchos compradores pueden optar por volver a repasar su lista de deseos y necesidades, después de sumar los costos y cambiar algunos elementos que incidan más en el precio.
4. Ubicación
El énfasis en la importancia de la ubicación sigue siendo un valor demasiado poderoso. Al recorrer las zonas para comprar una propiedad, deberías considerar qué lugares frecuentás regularmente, cómo planeas manejar a esos lugares y cuánto tiempo tomará el viaje. El colegio y otras instalaciones también jugarán un papel importante en esta etapa del proceso de selección. Sería fundamental hacer una lista de tus barrios favoritos o ideales y luego asegurarte de que tu presupuesto coincida con lo que cuestan las casas en estas zonas, lo que ayudará a reducir la lista.
5. Iniciar la búsqueda
Internet es el lugar de partida ideal para comenzar una búsqueda eficiente. Existen numerosos sitios web especializados que tienen listados de propiedades fácilmente investigables. No obstante, los sitios web de propiedad no siempre cubren todo lo que está a la venta en todas las áreas, los periódicos también son una buena herramienta de investigación. Es sugerido que también visites a tu agente inmobiliario para preguntar lo que hay en el mercado, o conducir alrededor de tus barrios favoritos para encontrar alguna oferta. La mayoría de los agentes inmobiliarios también tomarán nota de las necesidades específicas de un comprador y se cruzarán referencia a esta con propiedades que la empresa tiene captadas.
6. Elegir un buen agente inmobiliario
Es esencial para un comprador el encontrar a un experto con quien trabajar. Pedí referencias y entrevistá a varios candidatos con el fin de asegurarte de que seleccionas un agente que es profesional, con experiencia y ética. También es mejor seleccionar un agente que tenga un buen conocimiento de las zonas donde estés pensando en comprar una propiedad.
7. Aprendé todo sobre el mercado inmobiliario
Cuanto más conocimiento tengas sobre el mercado inmobiliario en el que pretendés adquirir una casa, mejor preparado estarás para tomar una buena decisión. Pedí a tu agente que te envié una lista de viviendas que ha vendido recientemente en la zona dentro de tu rango de precios, así como un análisis comparativo del mercado de la zona para ayudar a determinar dónde está el mejor valor. Solicitá a tu agente inmobiliario una tasación profesional de cada vivienda que hayas seleccionado.
8. Averigüa qué está a la venta
Aparte de hacer una lista de las propiedades que se encuentran en Internet, a través del periódico local, de conducir alrededor, o de un agente, los compradores tienen que hacer coincidir con la lista de todos sus criterios incluyendo sus necesidades de alojamiento, rango de precio y ubicación. El siguiente paso es agendar las visitas para ver las propiedades en la lista restringida y comenzar a compararlas.
9. Practica tu paciencia
En función a las necesidades que tengas, puede tomar tiempo encontrar la casa ideal. Los compradores pueden mirar mucho de lo que está a la venta y no quedar satisfechos. En casos como este, pedí a tu agente inmobiliario que te agregue a su base de datos para recibir notificaciones de viviendas adecuadas por correo electrónico. La paciencia es la clave para encontrar la casa de tus sueños.
Fuente. ww.ejempla.com