¿Es buen momento para contratar una hipoteca?

unnamed (1).jpg

 

Pese a la compleja situación bilateral entre México y Estados Unidos, el sector de la vivienda se mantiene en crecimiento. Los créditos a derechohabientes tanto de Infonavit como de Fovissste siguen fluyendo ya sin sorteos; mientras que la banca privada mantiene sus tasas de interés de un dígito a través de productos cada vez más especializados.

“Es un buen momento para tomar crédito hipotecario” asentó Marcos Ramírez Miguel director general de Grupo Financiero Banorte, tras señalar que el crédito a la vivienda del banco creció 17% en 2016, con más de $116 millones de pesos destinados a préstamos para compra de vivienda.

Enrique Margain, al frente del Comité de Crédito Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM) comparte la misma idea.  El sector, hipotecario dijo, “crecerá entre 5 y 7% en 2017 contra el 8% que creció en 2016; en particular, aumentará la portabilidad o el cambio de crédito de un banco a otro”.

Carlos Serrano, Economista en Jefe de BBVA-Bancomer, comentó que aún con una ligera subida de las tasas de interés hipotecarias, “siguen estando en niveles bajos”, ya que tan sólo hace diez años estaban entre 14 y 16 por ciento.

“Con el empleo y el acceso al crédito, los segmentos medios y residenciales seguirán creciendo, aunque a menor ritmo”, asentó Serrano; lo que ha sido impulsado por la disponibilidad de financiación, y el acceso a los mercados de capitales.

La cartera hipotecaria representa sólo el 14% del Producto Interno Bruto (PIB), pero para 2025, la participación hipotecaria estará cerca del 20%, cifra por encima del promedio de Latinoamérica, según estimaciones de BBVA-Bancomer.

Al finalizar enero, la tasa de interés hipotecario promedio es de 9.45% misma que se mantiene en un dígito frente al costo del dinero.  “Esto podría elevar el número de cofinaciamientos entre Infonavit y Fovissste con la banca”, prevé Margain Pitman.

El monto promedio de un crédito hipotecario para el segmento residencial es de 1,500,000 pesos, dijo Eduardo Reyes MacDonald, director general adjunto de Crédito Hipotecario y Automotriz de Banorte, mismo monto que otorga Infonavit como tope de financiamiento a sus derechohabientes.

Fondeadora quiere a Infonavit y Fovissste en su cartera

Banco Interacciones se prepara para fondear a las instituciones públicas de vivienda con recursos suficientes para que puedan ampliar su número de créditos hipotecarios.

Si bien estas instituciones se fondean en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en este primer semestre del 2017, podrían recurrir a otros esquemas de financiamiento complementarios que ofrecerá Interacciones

“Como nuestro enfoque (de financiamiento) es gubernamental, nos hemos dirigido a estas dependencias para participar en el mercado (de la vivienda) sin estar en forma directa”, asentó Tamara Caballero, directora general de Promoción de Banco Interacciones.

Hipoteca digital

El nuevo esquema para precalificar para una hipoteca es a través de un ejercicio en línea. Banorte y BBVA-Bancomer son pioneros en facilitar al cliente posibilidades reales de acceder a un crédito hipotecario sin tener que solicitarlo en la sucursal.

El producto permite cotizar para compra de casa, compra de terreno, pago de pasivos y liquidez.

Hasta ahora sólo existían herramientas digitales para realizar cotizaciones, pero con la hipoteca en línea, los clientes actuales y potenciales interesados en una vivienda podrán acceder a la autorización del crédito, y posteriormente los visitará, en el caso de Banorte, un ejecutivo en su hogar, oficina o donde ellos indiquen, para entregar la documentación física, sin costo extra.

Por ahora los entrevistados no tienen claro en qué momento habrá una nueva alza de tasas hipotecarias; no obstante, reiteran su recomendación de invertir ahora en un bien inmobiliario.

Fuente: http://www.metroscubicos.com

3 recomendaciones básicas para elegir hipoteca.

hipoteca-bienes-raices-compra-de-casa-financiamiento.jpg
Adquirir casa o departamento es una de las transacciones comerciales más importantes que nos deja irremediablemente insertos en el impredecible largo plazo.

Además de consideraciones económicas y financieras, aflora un intrincado cúmulo de expectativas, temores y fantasías: hacer de la vivienda un espacio propio, la consolidación de un patrimonio y hacer consideraciones sobre las bondades y riesgos de la inversión inmobiliaria, las perspectivas de la eventual plusvalía y mil cosas más.

NO SOLO ES LA FORMA, TAMBIÉN EL FONDO

No sólo es importante encontrar el inmueble que satisfaga nuestras expectativas –y se ajuste a nuestro presupuesto–, también hay que contar con la hipoteca más adecuada con nuestra circunstancia.

Pocas personas pueden pagar de contado una vivienda, además de ser poco conveniente por la descapitalización que eso significaría, podría ser problemático, ya que las actuales regulaciones contra el lavado de dinero prohiben el pago en efectivo, si el monto es superior a 540,000 pesos, por lo que la búsqueda tiene que ir de la mano de un proceso paralelo, menos poético y atractivo, pero igualmente importante, que es el evaluar el financiamiento más conveniente para la adquisición del inmueble.

Casa e hipoteca son un binomio indisoluble. De la misma manera que uno reflexiona y pone cuidado en escoger la casa, no hay que dejarse ir por la primera hipoteca que nos ofrezcan, y debemos estudiar las opciones con cuidado y detenimiento.

LA CLAVE ESTÁ EN COMPARAR ¿CÓMO HACERLO?

A veces es tanta la energía y el tiempo que nos requirió buscar y encontrar la casa adecuada, que quedamos exhaustos y decidimos contratar la primera hipoteca que nos pre aprueban, sin poner todo el cuidado debido.

Una casa conveniente (y a buen precio) que se compra con una hipoteca cara e inconveniente, puede no resultar una transacción óptima.

Un punto de partida es comparar la renta mensual de esa casa o departamento con el pago que por cada mes generaría la hipoteca correspondiente, el que a su vez está en función del enganche, del plazo y la tasa de interés.

Si el pago mensual de la hipoteca es menor o igual que la renta mensual, vamos por buen camino.

Existen múltiples y muy diversos simuladores hipotecarios que nos permiten ver cómo varía el pago mensual del crédito con la tasa de interés –que puede ser fija, variable y/o una combinación– el enganche y el plazo.

También hay 3 recomendaciones básicas para escoger la hipoteca:

1) acudir con varios oferentes de crédito, ya que ellos revisarán el historial crediticio y podrán hacer una propuesta de préstamo hipotecario

2) comparar el Costo Anual Total (CAT) de los diferentes préstamos hipotecarios

3) solicitar la oferta vinculante que, a petición del cliente, gratuitamente la proporcionan las instituciones financieras. Dicha oferta vinculante establece el compromiso de la entidad financiera en respetar durante 20 días naturales las variables financieras tales como el monto del préstamo, el pago periódico y la tasa de interés del préstamo hipotecario para la vivienda.

¿Qué es el CAT?

El CAT es un indicador que permite comparar el costo de los créditos e incorpora: la periodicidad de los pagos, amortizaciones de principal, intereses ordinarios, comisiones cargos y primas de seguros, diferencia del precio del bien si se adquiere a crédito o de contado y las bonificaciones o descuentos pactados.

Se trata de un porcentaje anual y supone la vigencia del crédito de un año. Los detalles técnicos del CAT se pueden consultar en http://www.banxico.org.mx.

El mercado hipotecario en México es dinámico, competitivo y cambiante: se ha venido adecuando a las condiciones macroeconómicas y regulatorias. Aparecen constantemente nuevos esquemas. Al comprar hay que buscar y comparar, más aún si de hipotecas se trata.

Fuente: http://www.metroscubicos.com