Los beneficios y responsabilidades de rentar.

renta.jpgLa decisión de comprar no solo depende del presupuesto o la capacidad de pago, también implica pensar sobre el estilo de vida que se tiene y quiere, la movilidad, la estrategia financiera del uso de los recursos que sí se tienen.

Rentar implica entonces algunos beneficios y otras tantas responsabilidades y hay que entenderlas. Aquí las explicamos.

Beneficios

  • No estás atado a vivir en un inmueble. En una ciudad puede ser difícil vivir lejos de donde está tu centro de trabajo o los lugares alrededor de los que frecuentas. “Vivir lejos puede ser un dolor de cabeza”, dice Freddy Domínguez cofundador de ComparaGuru.com
  • Te da flexibilidad de zona de donde quieres vivir y del tamaño y características del inmueble que vas a ocupar.
  • Desde el punto de vista fiscal hay ventajas. Si eres una persona física con actividad empresarial puedes hacer deducible el monto de la renta, explica Domínguez. En el caso de ser propietario solo se pueden deducir los intereses del pago de la hipoteca mientras dure la vida del crédito.
    Para deducir la renta la debes facturar y por lo tanto la mayoría de los dueños de los inmuebles a quienes rentas querrán que sumes el Impuesto al Valor Agregado al monto que quieren que pagues de renta. Para saber si te conviene debes comparar el costo del IVA de la renta y lo que eso ayudaría en tus deducciones versus el IVA que tú facturaste y ver si no tendrías un saldo a favor en IVA.
  • Tener una vida poco cargada en activos. Un inmueble implica costos ocultos que no se contemplan como el predial, instalaciones de servicios como el gas natural, costos de traspaso de servicios también. “Eso va sumando en una cantidad que sí puede ser significativa y financieramente compleja”, dice Domínguez.

Responsabilidades

  • Pagar en tiempo y forma la renta.
  • Mantener informado al propietario si son necesarias actividades de mantenimiento.
  • Debes pedir permisos para hacer cambios de ornato (decoración y estilo de vida) que puedan cambiar el formato de la casa como te la entregaron. Si vas a hacer algún cambio es mejor que le avises al propietario para ver si están de acuerdo.
  • Tener un aval o una póliza jurídica que es un seguro frente a gastos legales, que implica que si un día no puedes pagar la renta el dueño, gracias a esta póliza, puede cubrir a la aseguradora todos los inconvenientes de no poder sacar al inquilino.
    El régimen de inquilino en México y América Latina en general favorecen mucho al inquilino. “La relación de inquilino y arrendador se ha desgastado”, dice Domínguez, por eso ahora los contratos implican tener un aval.
  • Comprobar ingresos.
  • Dar un mes de garantía de la renta.
  • Cartas de recomendación.
  • Leer bien los contratos, “es una responsabilidad”, dice Domínguez porque a veces tienes un plazo forzoso de tiempo que debes quedarte en el inmueble.
  • Dar mantenimiento constante a la propiedad mientras la usas.

Rentar un inmueble da beneficios obvios como vivir cerca del trabajo para que puedas ir a comer a tu casa varias veces a la semana. Pero, también implica obligaciones que, aunque el régimen de inquilino favorezca a los inquilinos más que a los propietarios, tu responsdabilidad es pensar que esa no es tu casa y debes cuidarla para que al final, la encuentres de la mejor manera posible.

Fuente: http://www.metroscubicos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s