12 señales a tomar en cuenta para escoger la mejor casa.

comprar-casaAl buscar casa es fácil dejarse llevar por la forma (los detalles lindos) y perder de vista el fondo (esas cuestiones que, de no revisar, te sacarán canas verdes después).

Si estás usando tus tardes o fines de semana para checar opciones, usa estos consejos para no perder el foco y que toda esa información se vuelva demasiado complicada.

Establece tus prioridades: Antes de iniciar cualquier búsqueda y recorrido, siéntate y anota todo lo que quieres de una casa, hazlo con ayuda de tu familia si lo prefieres. Teniendo eso, ya puedes buscar y elegir un top 5 para darles un vistazo. Los detalles encantadores de varias de ellas tratarán de seducirte, pero tener tu lista en mano hará que vuelvas a la realidad.
Haz una tabla de comparación: Cuando hayas visto más de 6 casas verás que es difícil hacer mentalmente un seguimiento de las características de cada una. Lo mejor en ese sentido es llevar una tabla para tener un mejor control y poder comparar los inmuebles. Apunta en ella durante o después de visitar alguna casa. No solo consideres el número de cuartos y baños, también aspectos como el paisaje, las condiciones en general, la luz natural de las habitaciones, el espacio de almacenamiento y el costo por metro cuadrado. Pero ojo, esta lista únicamente es una guía personal, no sustituye una inspección completa.

Pasea por el lugar y déjate absorber por él: Visitar una casa por primera vez es emocionante y las emociones pueden nublar el juicio. Disfrútalo, respíralo, toma tus primeras impresiones y luego deja que pasen las mariposas.

Vuelve al principio y empieza de nuevo: Una vez pasado el cosquilleo en el estómago podrás empezar a ver y pensar con la cabeza más fría. Recorre los sitios más importantes del inmueble, saca lápiz y papel. Tómate tu tiempo, recorre cada área no como un posible comprador, sino con ojo de inspector.

Lleva mediciones de tus muebles: No es mala idea llevar notas de cuánto mide tu sala y el resto de tus muebles, pues si son demasiado grandes o pequeños para el nuevo hogar, quizá tendrías que añadir algo extra a tu presupuesto para comprar mobiliario nuevo.

Dibuja un plano de planta: No tienes que ser un experto dibujante, solo pinta un plano básico para recordar la ubicación de ventanas, puertas, escaleras y los detalles que no debes olvidar de cada casa que hayas visitado y, sobre todo, de las que te hayan gustado más.

Si puedes, toma fotos o video: Es sorprendente cómo la memoria se desvanece tan rápido. Con estos recursos será menos probable que olvides aspectos claves de la casa. Es vital que tengas el permiso del dueño y es aconsejable no subir nada de ese material a tus redes sociales, pues el lugar todavía no es de tu propiedad.

Abre clósets, puertas y cajones: El almacenamiento adecuado es un factor muy importante tanto en la forma de ver, como de vivir en una casa. Ten en cuenta el número y tamaño de los armarios y recovecos, no sientas miedo o pena. Si el propietario actual mandó a embalar hasta la saciedad, puede ser una señal de que la casa no tiene suficiente capacidad de almacenamiento para su tamaño.

Levanta las alfombras: Aunque puede ser penoso mirar debajo de las alfombras cuando la casa aún está habitada, es importante que lo hagas. Más todavía si de verdad estás interesado en el inmueble. Exprésale a la persona cuán importante para ti es checar ese detalle para que no tome a mal que lo hagas sin consultar. Es tu derecho saber que hay ahí abajo, pues podría revelar serios problemas estructurales.

Mira más allá de tus ojos: Dale un buen vistazo a las casas que visites, no solo por encima o hasta donde alcancen a ver tus ojos. Checa tapicería, techos, debajo del fregadero. Cualquier falla podría significar futuros desembolsos para tu cartera.

Visita la casa a distintas horas: Ver la casa que te gusta por la mañana, a mediodía o en la noche te dará un panorama más amplio de los cambios de luz al interior de ella, el ambiente de la colonia y los vecinos ¿hay niños jugando afuera?, ¿es ruidosa? Esas son cosas que debes saber.

Imagina cómo podrías usar el espacio: Si bien los dueños actuales de las casas que te interesan las tienen amuebladas a su estilo y conveniencia, procura tener en mente cómo usarías ese cuarto de visitas que te gustó. Tal vez podrías convertirlo en tu oficina o el cuarto de juego de los niños. Visualiza los colores, texturas y accesorios que podrían darle el potencial para ser tu nuevo hogar.

Si bien las emociones están a flor de piel cuando buscas casa, es esencial que no permitas que eso te ciegue. Mantén el enfoque en las cosas realmente importantes y evita desagradables sorpresas usando esta lista.

Fuente: http://www.metroscubicos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s