Vivienda temporal, al alza como negocio y opción de renta.

renta-vivienda-temporal

La creciente movilidad de ejecutivos y estudiantes hacia las urbes más competitivas incentiva el modelo de renta de corta estancia, un nicho que podría desbancar a los hoteles.

Los desarrollos que ofertan estancias cortas llegaron para quedarse. Si bien aún no viven un “boom”, es un hecho que están al alza, dicen quienes conocen el mercado.

Y es que los grandes corporativos que se asientan en ciudades como México, Querétaro y Monterrey están optando por alquilar estancias cortas en este tipo de desarrollos para alojar a sus ejecutivos de alto nivel.

Estos desarrollos resuelven todos los temas prácticos que un residente puede tener. Las viviendas ofrecen seguridad, entornos agradables y acceso a zonas comerciales y de servicios, además de que representan una ventaja económica para los corporativos que buscan disminuir los costos de alojamiento de sus visitantes temporales, sin dejar de lado al nicho de los estudiantes de posgrado que consideran este tipo de inmuebles como su primera opción de renta.

Vivienda que permite ahorrar hasta 50%

Carlos Angulo, director de Coldwell Urbana, explica que este tipo de desarrollos inmobiliarios tienen un alto potencial de inversión, ya que hay muchos ejecutivos que vienen de manera temporal al país: “El costo de los hoteles es muy elevado para las empresas. Este tipo de vivienda puede representar un ahorro de hasta 50%”.

Áreas de desarrollo actual

Este modelo de negocio se está desarrollando alrededor de los corredores de negocios y las áreas corporativas de la Ciudad de México, Monterrey y Querétaro, así como algunos puntos de Aguascalientes.

Se trata de zonas que cuentan con centros comerciales, restaurantes, seguridad, equipamiento urbano, buena ubicación, todos los servicios básicos, accesos y vialidades importantes.

En la Ciudad de México, las zonas con mayor potencial para este tipo de desarrollo son las colonias Lomas de Chapultepec, Polanco, Santa Fe, Del Valle, Coyoacán y Nápoles, en donde -de la mano de edificios para vivienda-, se construyen nuevos establecimientos de entretenimiento como cafés, restaurantes y centros comerciales.

Según el INEGI, en México hay 36 millones de viviendas, de las cuales ocho millones son arrendadas. El DF concentra una de las mayores zonas de renta de vivienda con 2.5 millones, cuyos costos van de 5.000 a 12,000 pesos mensuales para el sector medio, y de 15,000 a 25,000 en promedio para el sector medio alto.

Versatilidad inmobiliaria

Una forma de diversificar una inversión y hacer un negocio con perspectivas de largo plazo es desarrollar un proyecto residencial y rentarlo en lugar de venderlo, asegura Jacqueline Díaz Silveti Olvera, directora de Consultoría en Estrategia Comercial y Marketing Inmobiliario de Tinsa.

Díaz Silveti considera que la renta de inmuebles para estancia corta aún no es una tendencia en el país aunque considera que en el mediano plazo crecerá este tipo de negocio.

Actualmente en el mercado sólo Vyve –en el Distrito Federal, con sus tres desarrollos (Mítikah, Lago Alberto y Santa Fe)–, junto con Latitud –en Garza Sada 1892–, y La Capital, estos dos últimos en Monterrey, están enfocados de manera institucional a atender este mercado para ejecutivos y empresas extranjeras que buscan ubicar a un grupo de empleados bajo estos formatos de departamentos por una temporada, ya sea por cuestiones de trabajo, estudios o capacitación.

“Seguramente veremos nuevas propuestas en el mediano y largo plazo en diferentes ciudades de la República Mexicana; en el caso de los desarrollos de Vyve en el DF, nosotros sabemos que existe un porcentaje de ocupación alto aunque variable: aproximadamente de 95% en Lago Alberto; de 90% en Santa Fe y de 65% en Mítikah”.

Ventajas y desventajas del negocio en este modelo de renta

Este modelo de negocio está siendo utilizado por inversionistas que no buscan un retorno inmediato de su dinero, y se está dando a pequeña escala a través de fondos de inversión. Es un negocio que a través del largo plazo puede ser más rentable, pues el costo administrativo es más alto, y la rotación de las personas es alta.

La ventaja de este modelo de renta, es que ofrece todos los servicios integrados, con departamentos amueblados en zonas seguras.

La desventaja es que los servicios que ofrecen, en su mayoría, no son modificables (internet, cable o servicios de mantenimiento; control de visitas y convivencias).

Para algunos especialistas, mientras este modelo de negocio no muestre sus bondades y esté bien esclarecido el beneficio de inversión, su boom puede ser lento.

Sin embargo, en ciudades como Querétaro y Aguascalientes, en donde hay un crecimiento importante de industria, se están dando casos que son ejemplo del futuro que tendría la vivienda de estancia corta, ya que las necesidades de movilidad y hospedaje han cambiado.

Fuente: http://www.metroscubicos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s