5 errores comunes al remodelar.

Al renovar una propiedad se busca realzarla, pero a veces ocurre lo contrario. Evita caer en trampas que te pueden costar caro.

Se supone que lapresupuesto-remodelar.jpgs renovaciones deben sacar lo mejor de una propiedad, sin embargo, a veces salen desastrosamente mal y no solo se convierten en errores costosos o antiestéticos, sino que también pueden devaluar seriamente el inmueble.

Peor todavía cuando se dejan sin arreglar algunos detalles o son tan fallidos que pueden dañar otras áreas de la casa, e incluso, convertirse en un riesgo para la seguridad. La buena noticia es que esos desastres frecuentes en remodelaciones se pueden evitar, toma nota.

1. Una pintura pobre

No basta pasar una capa de pintura. Debes preparar la superficie para que luzca la nueva  cara de tus paredes.

Hay que revisar si hay grietas y rellenarlas. Es necesario comprar o pedir asesoría para adquirir el relleno adecuado y, después, pulir perfectamente la zona para que quede tan lisa como sea posible.

Otro aspecto importante en este sentido es limpiar las paredes y techos que pudieran estar manchados con moho o tener salitre para luego usar el sellador más apropiado. Si esto no se hace, es muy probable que ambos traspasen la pintura nueva.

Finalmente, considera comprar materiales buena calidad, no te dejes llevar por la tentación de adquirir pintura económica. Ese es uno de los puntos básicos en los que no puedes ahorrar, pues el resultado que obtendrás es directamente proporcional a la calidad por la que estás pagando.

2. Ignorar defectos obvios

Pequeñas o grandes, las renovaciones obvias no son negociables. Hacer caso omiso de esos pequeños pero importantes detalles solo los hace resaltar más. Aunque podría parecer una simpleza, es un error común que las personas pasen por alto los azulejos rotos del baño, el grifo que gotea en el baño o debajo de la tarja de la cocina.

3. Las reparaciones exprés

El viejo truco de poner un cuadro para ocultar un gran agujero en la pared no engaña a nadie. No importa cuán impresionante sea el resto de la remodelación, un trabajo de parchado exprés arrojará una sombra sobre todo lo demás.

Si planeas vender tu casa en el futuro cercano, debes tener en cuenta que un trabajo improvisado y poco confiable ahuyentará a tus posibles compradores. Si haces arreglos que no cumplan con las normas de construcción del edificio o del inmueble, más adelante podrías ser el responsable de rectificar ese trabajo defectuoso.

4. Gastar excesivamente

Un presupuesto realista definitivamente puede ayudar a hacer una remodelación exitosa. Pasarse de la cifra es, por mucho, uno de los errores más comunes en todo tipo de renovaciones. Muchas personas cometen este traspié en su afán de realzar la casa.

Quedarse sin efectivo puede paralizar la obra por meses y desmotivar al renovador más entusiasta del mundo, dejarlo sin ideas y harto del desastre que queda al paso. El consejo es ser realista al momento de establecer un presupuesto y sobre todo, poner un tope al mismo. No lo rompas a la menor provocación con esas bellas lámparas que viste en el centro comercial.

Haz una lista y divídela en aspectos negociables y no negociables, por ejemplo, un nuevo techo es esencial, pero no así una sala lounge. Es decir, sería lindo invertir en ello, pero no fundamental.

Por otra parte, necesitas estar preparado para lo inesperado, tal vez una tarea que creías fácil, se puede complicar y requerir la intervención de un profesional. Destina una parte de tu presupuesto para los imprevistos, aproximadamente un 20%. Es muy importante contar con ese dinero adicional.

5. Querer estar a la moda

No vale la pena obsesionarse con el hecho de remodelar con las últimas tendencias. Entre más actualizado esté tu proyecto, más desactualizado estará al paso del tiempo. Evita tener cada rincón al último grito. Lo mejor es optar por un diseño clásico que no pase de moda tan rápido y que combine con la esencia de tu inmueble. Las opciones atemporales siempre serán la mejor elección.

Otro aspecto a considerar es no invertir demasiado en puntos focales, como la cocina. Es cierto que esta área marca la diferencia en una casa pero, tal vez, meter cubierta de granito o de mármol no te redituará como hubieras esperado al final.

Toma en cuenta que la compensación que obtengas de una remodelación disminuirá si lo haces sin planear. Si logras que tu casa no solo luzca, sino que también funcione mejor, es más seguro que recibas un rendimiento razonable por tu inversión.

Fuente: Metroscubicos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s