¿Qué hacer antes de rentar?

casaHay varios aspectos que deben tomarse en cuenta antes de rentar una propiedad:

1. Realiza una buena presentación de la propiedad, considera que sólo tienes una oportunidad para mostrar la mejor cara de tu inmueble, y para ello, puedes invertir determinada cantidad, considerando que con esa inversión podrás facilitar rentarla y a un mayor precio. También analiza si tu inversión se puede recuperar en 12 mensualidades, así si tu inquilino renueva contrato obtendrás un plus de tu inversión.

En caso de que no quieras invertir, no dejes de hacer pequeños arreglos que sin ser costosos mejoran mucho la apariencia de tu casa, como son el arreglo de llaves que gotean, revisión de los focos y contactos, reparación de vidrios rotos, puertas caídas, chapas, el timbre, arreglar el patio y sobre todo la limpieza en general, particularmente en los baños y la cocina.

2. Compara el precio de renta con otras propiedades cercana a tu casa, toma en cuenta que estarán compitiendo con tu propiedad, por lo que hay que ponderar objetivamente las ventajas y desventajas de tu casa respecto a esas otras propiedades y ofrecer un precio de renta adecuado a los precios de mercado de tu zona.

3. Haz tu plan de marketing o venta anunciándote en el principal diario de tu localidad y en portales especializados de Internet, ya que son las primeras opciones donde gran parte de los interesados buscan las casas en renta; y desde luego, coloca un anuncio con tu teléfono en una parte visible de la propiedad, tomando en cuenta también que tendrás que modificar tus hábitos diarios al horario de los interesados, donde muchos de ellos por su trabajo prefieren ver la propiedad en la noche o los fines de semana.

4. Define tus términos para rentar, empezando por el tiempo mínimo, ya que puede haber interesados en rentar por 3, 4, o 6 meses, cuando lo normal es un contrato por 1 año; y al fijar el depósito, éste deberá ser el suficiente que te asegure el pago de los servicios cuando el inquilino se vaya o termine su contrato, en la mayoría de los casos se considera el equivalente a un mes de renta, pero también depende del equipamiento que tenga la propiedad, pudiendo ser de dos meses y hasta tres en los casos de una propiedad comercial, y también en muchos casos se puede solicitar una fianza de garantía de arrendamiento o un aval y/o fiador solidario, que puede ser con o sin propiedad como garantía, ya dependerá de cada propietario establecer esas condiciones.

5. Formalizar lo convenido mediante un contrato. Una de las razones por las que algunas personas no rentan sus casas es por el miedo a los problemas legales, pero estos se pueden minimizar de tal forma que no genere algún problema, con un buen sistema de análisis previo del interesado y un muy buen contrato de arrendamiento que proteja al propietario por mal uso de la propiedad, y para ello, el contar con la ayuda de un abogado o la asesoría de una agencia inmobiliaria,  que tienen el soporte Legal para ayudar a elaborar el adecuado contrato según las necesidades y particularidades que necesite cada propiedad, es decir, el hacer un contrato de arrendamiento como un traje a la medida que de soluciones y prevenga algún problema de tipo legal que se llegase a presentar.

Fuente: Guía de Inmuebles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s