Las ventajas de comprar casa usada

 

Reestrenar una propiedades es una idea excelente, sobre todo para aquellos que están empezando a
formar patrimonio, pues les permite comprar hasta 30% más barato, en ubicaciones más céntricas y con espacios mayores. Las casas usadas tienen tres ventajas:
1. Buen ahorro
Podemos decirte que una casa seminueva, tal vez no represente un interesante negocio, pues no hay una gran diferencia entre su precio y el de una casa recién construida. Pero si optas por una que tiene entre 7 y 15 años, el valor puede ser hasta 20% menor, mientras que las construcciones de más de 20 años pueden representar ahorros de hasta 40%. Sin embargo, buscar el mejor ahorro no es todo, tu tarea como comprador es identificar qué tan usada está para saber si realmente te conviene.
2. Las mejores ubicaciones
La mayoría de estas casas fueron construidas hace algunas décadas en colonias céntricas, cuando aún existía espacio libre. Es justo este aspecto el que asegura su plusvalía. Así que la recomendación es que elijas una colonia demandada, lo que te asegura que en un futuro podrás vender fácilmente. Cuida que en los alrededores haya todo tipo de servicios como vías de comunicación accesibles, centros comerciales, escuelas, edificios corporativos, áreas verdes e instalaciones religiosas; estosson los indicadores de una colonia atractiva para vivir.
3. Amplios espacios
Las propiedades usadas tienden a ofrecer espacios más amplios, en ocasiones hasta 30% más que las nuevas viviendas de la misma colonia. Por tratarse de construcciones antiguas, los techos suelen ser más elevados, otorgando toques estéticos y sensación de amplitud. Por otro lado, permiten conservar pisos y muros originales, que conun sencillo mantenimiento quedarán como nuevos. Como ves comprar una casa para reestrenar no significa comprar una casa deteriorada que te traerá dolores de cabeza. Haciendo la selección correcta podrás ahorrar una buena partida de tu presupuesto.
¿Hasta dónde te conviene remodelar? Aunque remodelar tu casa e imprimirle tu sello personal es emocionante, debes ser cuidadoso y hacer una evaluación del tipo de remodelación necesaria, de lo contrario el ahorro en el precio puede esfumarse. Recuerda, no se trata de reconstruir.
Si existen daños mayores en columnas, losas o trabes, busca otra casa, demoler y reconstruir no es buena opción para tu patrimonio. La remodelación que te conviene es aquella que dará lustre y vitalidad a tu compra. En todo caso, la inversión en reparaciones necesarias (pintura, instalaciones eléctricas o hidráulicas), no debería exc eder
el 10% del precio final del inmueble. Es normal que una vivienda usada requiera ciertos arreglos y reparaciones; lo importante es determinar cuánto costarán y si valdrá la pena la compra. Para empezar, lleva a tu contratista de confianza, para que la revise antes de tomar una decisión.
Ya que tengas un presupuesto, inclúyelo en tu lista de consideraciones antes de firmar el contrato de compra venta, y ponlo sobre la mesa durante la negociación del precio final con el vendedor. En este presupuesto no incluyas los acabados de lujo o los gustos de estilo no necesarios. Es decir, el vendedor no pagará por tu duela si el piso está en buen estado, por colocar una tina de baño donde nunca ha existido, o por derrumbar una pared que te
estorba.
Check list para comprar una casa usada
1. Paredes y techos. Toma nota de cualquier despostillamiento, hoyos o grietas en el yeso; marcas que no se puedan quitar y burbujas, rasgados o deslavados en el papel tapiz.
2. Revisa las manchas o decoloración en alfombras; rasgados en linoleum; rayaduras, parquet flojo; azulejos rotos o cuarteados y manchas imposibles de quitar en los pisos.
3. Revisa los detalles. Molduras, chapas, bisagras, puertas y marcos de ventanas para manchas y pequeños hoyos por donde pueda entrar agua.
4. Inspecciona luces y electricidad. Asegúrate que todo funcione.
5. Lleva algo que se conecte para supervisar que los contactos tengan corriente.
6. En los baños, asegúrate que todas las llaves trabajen y que no tengan goteras; inspecciona azulejos rayados o despostillados.
7. Revisa las paredes de la regadera para ver si ti enen hongos, lo mismo que los muebles del baño queno estén despostillados o en mal estado. Verifica que la maquinaria de la caja del WC esté en perfectas condiciones.
8. En la cocina. Revisa las llaves, éstas no deben gotear. Verifica la presión del agua.
10. En los muebles de la cocina las llaves del gas deben de estar en perfectas condiciones
11. Con la ayuda de un perito inmobiliario o un ingeniero, revisa la estructura del inmueble. Esto garantizará que columnas, trabes y losas se encuentren en buen estado y no tienen cuarteadoras.
12. El aspecto legal de una propiedad usada es un factor que podría detener la compra. Verifica cada detalle antes de firmar algún contrato de compra-venta.
13. Otro punto importante es investigar el estado legal de la propiedad
Fuente: Metroscubicos.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s