Cómo funciona el autofinanciamiento para comprar casa

credito-casaA pesar de ser una alternativa de financiamiento bastante accesible, los sistemas de autofinanciamiento no son
muy considerados por las personas que buscan adquirir una vivienda.

La principal diferencia entre el autofinanciamiento habitacional y el de auto consiste básicamente en el plazo para pagar cada uno de estos bienes. Sin embargo es la forma más accesible para quienes buscan tener una casa
propia a futuro y no cuentan con recursos suficientes para el enganche y contratar un crédito hipotecario.

En el autofinanciamiento para casa sólo es necesario dar el primer pago, cubrir el costo de un seguro de vida y la
cuota de inscripción, lo que en promedio representa 0.575% del valor total del crédito contratado, más IVA.

Unas vez cubiertos estos pagos, los solicitantes son incluidos en grupos que realizan aportaciones mensuales a
la cuenta de un fideicomiso. Cada mes, con el monto de las aportaciones se financia la adquisición del bien a
algunos miembros del grupo seleccionados mediante diversos mecanismos: por antigüedad, sorteo, acumulación de puntos, listas de espera o subastas.

Este sistema es similar al de una tanda, por lo cual todas las personas que deseen participar tendrán que aportar
el enganche a un fideicomiso y no al propietario al que deseen comprarle un inmueble. Las personas que no cuentan con un enganche tienen que reunirlo de cualquier manera mediante aportaciones mensuales generalmente es el equivalente a 40% del valor de la propiedad que se piense adquirir. Hasta no haber reunido este capital las personas no tienen derecho a participar en las vías de adjudicación que cada Institución haya designado para su sistema de Autofinanciamiento.

A continuación te presentamos un ejemplo de cómo funciona este mecanismo de adjudicación: Una persona que decide entrar a un sistema de autofinanciamiento sin contar con el enganche correspondiente debe realizar primero la contratación, pagar la inscripción o apertura del contrato que puede ser un promedio del 4% sobre el valor del contrato o bien de la propiedad.

El siguiente paso será comenzar mes a mes con las aportaciones designadas de acuerdo al valor de su contrato
hasta reunir un promedio de 60 mensualidades puntuales (5 años) o adelantadas y así tendrán derecho a una lista de espera o bien participar en alguna subasta para poder adjudicar su contrato. En ocasiones las listas de espera por ejemplo suelen ser hasta de 24 meses de espera lo que es totalmente ineficiente para personas que iniciaron desde ceroy no podrán tener su casa hasta que haya pasado ese periodo de 7 años.

Para las personas que cuentan con un capital mínimo de 40% para el enganche puede resultar conveniente
solo en contadas ocasiones, estas pueden ser por ejemplo en un fideicomiso nuevo en que la lista de espera
sea nueva y no haya demasiada gente. Aún así se tendrán que esperar un promedio de 4 meses para obtener el capital que necesiten. Para obtener el dinero de una forma más rápida solo existen subastas o bien tendrían que aportar un promedio de 60% del valor del contrato o de la propiedad.

La entrega de las casas depende de la compañía y del plazo contratado y fluctúa entre 3 y 10 años. Sin
embargo,si por alguna eventualidad se retrasa el pago mensual, la entrega de la casa puede demorarse incluso hasta al término del plazo.

METROSCUBICOS.COM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s