Las tendencias ya marcan crecimiento.

imagenPara ser exitoso en el sector vivienda no basta con entender tamaño, estructura y segmentos de la demanda, hay además que cruzar esta información con datos duros reflejen lo que en un determinado lugar ya se ha construido, se está construyendo, o se habrá de construir

La eficiencia de la industria inmobiliaria depende en gran medida de la calidad y oportunidad de la información con que cuentan quienes la integran al momento de tomar decisiones.

¿Dónde construir? ¿Qué construir? Son preguntas cuyas respuestas sólo caben si están respaldadas por datos duros que digan qué se está construyendo y qué se habrá de construir en determinado suelo y en determinado tiempo…

Nunca como antes ha tenido mayor valor la información… Y más cuando se trata de información de un mercado como el de la vivienda, que mueve enormes inversiones, genera millones de empleos y en pocos años ha pasado de estar controlado por vendedores a ceder el protagonismo total al comprador.

Se acabaron los tiempos de las filas interminables de compradores… Hoy, quien tome una decisión equivocada al momento de realizar un desarrollo de vivienda, corre el riesgo de no vender…

Aída Roel, directora general del Registro Único de Vivienda (RUV), habla de la importancia de la información y de la forma en que ésta puede ser uno de los insumos más valiosos para el desarrollo habitacional.

El valor de la información

“El sector vivienda pasa por un momento muy interesante, en que bajo nuevas políticas y nuevas circunstancias se busca la plena reactivación bajo modelos que permitan hacerlo en forma eficiente, reconociendo, lo que ya es un enorme avance, que no hay forma más eficiente de crecer que hacerlo con base en la atención a la demanda.

“Y esto implica empezar por entender tamaño, estructura y segmento de la demanda, y cruzar los datos que de ahí saquemos con datos duros que nos hablen de lo que ya se ha construido, se está construyendo, o se habrá de construir, con la mayor precisión que sea posible considerando para ello en forma preponderante la ubicación.

“Y esto se ha logrado en cierta medida con el RUV, que se ha convertido en un banco de datos que reúne y procesa información generando instrumentos muy importantes para la toma de decisiones de quienes están en esta industria”.

Los números de la recuperación

“Es con esta información que podemos decir que en julio se registraron 32 mil 398 viviendas, y que en los primeros siete meses del año, en términos acumulados, se han reportado incrementos de 4 por ciento y 22 por ciento, con respecto a los mismos periodos de 2012 y el 2013.

“Así, con datos duros, hoy se puede decir que todos los indicadores que describen el comportamiento de la producción de vivienda han mejorado; solo por dar unos ejemplos, con las 30 mil 183 viviendas que iniciaron verificación en julio, este año se han empezado a construir 186 mil 618, lo que implica un crecimiento de 25 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

“Otro muy buen ejemplo es que a la fecha las obtenciones de habitabilidad están sólo 2 por ciento abajo respecto a 2013, y es importante destacar que esta cifra ha ido decreciendo cada mes”.

Fortaleciendo el sector

“Y esta recuperación en los índices de producción los vemos en todos los segmentos del mercado, aunque hay que destacar que el que más ha crecido respecto a 2013 es el de vivienda popular, que tiene como valor tope hasta 158 veces salario mínimo.

“Contar con una figura como el RUV hoy debe ser considerado como una fortaleza de esta industria, en la medida en que genera certidumbre y ofrece al sector una sólida plataforma tecnológica que le permite profundizar en el análisis de la estructura del mercado.

“Cuando empezamos a trabajar, los desarrolladores se encontraban renuentes a tener que capturar la información en los sistemas del RUV ya que lo consideraban como “una tarea más” a las que ya tenían, pero a partir de los cambios que se presentaron durante el año pasado, ya comienzan a ver las ventajas de tener su información resguarda en medios electrónicos y por un tercero, ya que esto otorga certidumbre y veracidad, no sólo para sus procesos internos sino también para transparentar las relaciones que tienen con los fondeadores de líneas de crédito”.

Las metas del 2014

“Actualmente estamos en un profundo proceso de reingeniería de todas nuestras aplicaciones. Creemos que la modernización tecnológica es fundamental en nuestro quehacer y que nos permitirá lograr nuestro objetivo con mayor agilidad, mejorando los niveles de servicio y disponibilidad y reduciendo incluso nuestros actuales costos.

“Hoy sería difícil entender o siquiera hablar de la recuperación de esta industria sin una herramienta como el RUV, porque a partir de la información de inicios de verificación y lapsos constructivos, generamos un estimado del número de viviendas que obtendrán habitabilidad en los meses restantes, lo que nos permite pronosticar que en 2014 se obtendrán 267 mil 686 habitabilidades, que en términos acumulados representan un incremento de 7 por ciento respecto a las viviendas que obtuvieron habitabilidad durante 2013.

Fuente: Centrourbano.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s