Tendencias: ‘Green TI’- tecnologías sostenibles o “verdes”

La preocupación por el entorno y la conservación del medio ambiente se está convirtiendo en un fenómeno cada vez más extendido, que no solo la sociedad debe poner en práctica, sino que debe expandirse al sector empresarial.
 Todo el proceso, desde la creación del producto hasta la llegada al usuario final, requiere un compromiso de sostenibilidad, eficiencia y máxima productividad, que poco a poco se está convirtiendo en una realidad.
‘Green TI’ es el nuevo término por el que son conocidas las tecnologías sostenibles o “verdes”, es decir, aquellas sensibilizadas con el medio ambiente y cuyo objetivo es reducir el impacto medioambiental.
Bajo esta concepción de modelo de negocio, las empresas comienzan a adaptar su proceso productivo a las nuevas exigencias medioambientales. Ésta es una preocupación de todas las organizaciones, tanto públicas como privadas, que en los últimos años han empezado a adoptar medidas como ahorro energético, reciclaje o reutilización, siempre bajo el supuesto de máxima productividad y reducción de costes.
La denominada Informática Verde Green TI está de moda, pero ¿cuándo es el mejor momento para aplicarla?. Lo ideal es tenerla en cuenta en la fase del diseño de los productos, el llamado Eco-diseño, si no se hace en este momento, luego será más difícil. Los motivos de colaborar con el medio ambiente no son simplemente por responsabilidad social, sino también para adaptarse a la demanda.
Prestar atención a asuntos como la reducción del consumo energético, la utilización de materiales resistentes y duraderos, la protección de las personas o la posibilidad de reutilizar componentes al desarrollar nuevos productos son temas que cada vez preocupan más.
 La sostenibilidad comienza desde la fase de diseño y producción de cualquier producto, pues pretenderlo hacer una vez se ha fabricado resulta mucho más caro y complejo. El coste del impacto del producto en la sociedad y su entorno debe ser tenido en cuenta desde su concepción. Por ello, el diseño sostenible no debe ser sólo una actitud, sino una parte integral del proceso de fabricación.
La preocupación por el medio ambiente es un importante factor social y económico, materializado en el término Green TI, o tecnologías verdes. Tanto por cuestiones de responsabilidad social como de protección del entorno, o por estar en línea con la conciencia de sus propios clientes (que cada vez más exigen productos sostenibles), las empresas punteras están dejando de mirar hacia otro lado en el asunto de la contaminación y la emisión de residuos.
Hay varios vínculos muy claros entre la RSE y el área de I+D, siendo uno de los principales un diseño de los productos que respete el entorno. Otro de los lazos entre RSE e I+D se encuentra en la comunicación transparente entre sociedad e I+D. Muchas empresas ofrecen a la sociedad herramientas proactivas para comunicar a los departamentos de I+D las necesidades y preocupaciones sobre el uso de los productos, sirviendo esta comunicación para desarrollar soluciones que se adapten mejor a las necesidades de un mercado que evoluciona y es cada vez más exigente.
Es necesario adoptar todas las medidas necesarias para que los productos tengan el menor impacto sobre el medio ambiente y es el eco-diseño lo que permite, entre otras ventajas, la posibilidad de reutilización de las diferentes partes de un producto.
Fuente: Diario ecología
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s