Una nueva ventana para mostrar a México.

El Museo Maya de Cancún se perfila como una ventana cultural a esa civilización, por sus 350 objetos arqueológicos.

Un espacio único que se erige como una ventana al pasado del mundo maya, con un legado de más de tres mil 500 piezas arqueológicas: así describió el presidente Felipe Calderón el conjunto cultural conformado por la zona arqueológica de San Miguelito y el nuevo Museo Maya de Cancún, abiertos este jueves al público.

El museo Maya de Cancún abrió sus puertas para mostrar el esplendor de esta civilización mesoamericana y convertirse en una “ventana” para que los miles de turistas que llegan a este balneario mexicano visiten otras zonas arqueológicas de la región.

El recinto, ubicado dentro de la zona arqueológica de San Miguelito, en plena zona hotelera de esta ciudad turística del Caribe mexicano, tiene un acervo de unas 3.500 piezas que van del periodo Preclásico hasta después de la Conquista española.

Construido en un terreno de 85.000 metros cuadrados, considerado el único pulmón verde del balneario, el nuevo museo cuenta con tres salas: dos permanentes (Quintana Roo y Maya) y una temporal, que suman 1.350 metros cuadrados construidos a ocho metros sobre el nivel del suelo para evitar inundaciones.

El museo abre con la exposición temporal “Rostros de la divinidad”, que reúne importantes ajuares funerarios hallados en los sitios mayas que muestran “cuáles eran las visiones de la muerte y del paso al inframundo” de esa cultura, dijo Velázquez.

Todas las instalaciones del museo están equipadas con nuevas tecnologías, con elementos multimedia como pantallas táctiles que hacen más interesante la visita, y modernos sistemas de seguridad y de control de temperatura y humedad para la conservación de las colecciones.

El Museo Maya de Cancún se basó en un diseño del arquitecto Alberto García Lascuráin, está edificado sobre 17 mil m² y dispone de más de mil metros de áreas verdes que se vinculan con la aledaña Zona Arqueológica de San Miguelito.

A la entrada fue colocada una fuente con tres esculturas del artista plástico Jan Hendrix, quien las concibió para este recinto como un donativo para el INAH y simbolizan el entorno vegetal de la región.

 

Fuente: Centro Urbano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s